Nueva generación de materiales plásticos renovables y con resistencia al fuego.

El proyecto europeo Fire Resist (Developing Novel Fire Resistant High Performance Composites), en el participa el centro vasco GAIKER-IK4, desarrolla nuevos "composites" para los sectores del transporte naval, ferroviario y aeronáutico que sean de matriz polimérica, ligeros, de alto rendimiento, sostenibles, a un coste efectivo, y que además supongan un paso adelante en su comportamiento frente al fuego.
Con un presupuesto global de 7,8 millones de euros, y financiado por el VII Programa Marco de la Unión Europea, este proyecto de I+D+i -liderado por la Universidad británica de Newcastle- recae sobre un consorcio de 18 empresas europeas procedentes de 9 países diferentes, encontrándose entre ellas potentes compañías como EADS -empresa fabricante del Airbus- Bombardier Transportation o Germanischer Lloyd. La investigación del proyecto Fire Resist, iniciada en 2011 y con una duración prevista de cuatro años, se encuentra organizada en cinco grandes áreas que deberán concluir con el desarrollo de 4 posibles materiales para el transporte. GAIKER-IK4 coordina el área que trabaja con las resinas furánicas: sistemas de matriz polimérica de alta carbonización provenientes de fuentes naturales; en concreto del bagazo de la caña de azúcar.
El desarrollo de eco-composites a partir de materias primas procedentes de fuentes naturales y renovables, en el que este Centro Tecnológico lleva ya años trabajando, supone un gran avance en el campo de los materiales composites, ya que su aplicación podría disminuir en un futuro próximo las incertidumbres que genera la dependencia de materias primas procedentes del petróleo. En el marco de esta investigación, GAIKER-IK4 está aditivando estas resinas furánicas con compuestos que permiten maximizar la carbonización del material en caso de fuego; todo ello sin alterar las propiedades finales del plástico ni interferir en sus procesos de transformación en fábrica.

GAIKER-IK4 lleva más de 25 años desarrollando nuevos materiales plásticos y obteniendo excelentes resultados en la mejora de su comportamiento frente al fuego. El Centro Tecnológico acoge en sus instalaciones el único laboratorio de fuego de Bizkaia y cuenta con equipamiento de última generación para caracterizar el comportamiento al fuego de los composites que desarrolla.

Fuente: Innovamas